Vivimos momentos de incertidumbre y sabemos que la salud mental va a ser una prioridad para recuperarnos de esta. Como profesores de Yoga podemos aportar nuestro granito de arena y debemos ahora más que nunca, transmitir nuestro conocimiento con amor para ayudar a cuantas más personas mejor.

 

Sabemos por múltiples estudios que la meditación y el Yoga ayudan a reducir el estrés y la ansiedad y también producen un efecto sobre los síntomas del estrés postraumático. Pero te estarás preguntando…¿qué puedo hacer yo cómo profesor de Yoga cuando esto termine? Es momento de aportar claridad, es momento de definir bien en qué quieres enfocarte y quizás cuando lo definas puedas contemplar la posibilidad de abrir una nueva línea de actuación en tu negocio para  personas con problemas derivados de esta crisis.

 

Aquí te sugerimos algunas ideas:

 

  •  Asóciate con psicólogos: crear sinergias es una fantástica forma de contribuir al tratamiento de los pacientes desde distintos ángulos. Puedes asociarte con psicólogos que recomienden a sus pacientes tu trabajo para realizarlo a la par de su terapia y viceversa, tú puedes recomendar a alumnos tuyos a los que veas que lo están pasando mal en estos momentos y necesiten una ayuda extra.

 

  • Crea un grupo de meditación especial para el estrés: no es lo mismo hacer una meditación general donde todos tienen objetivos diferentes que homogeneizar el grupo, puedes crear grupos específicos que tengan una necesidad en común por ejemplo reducir estrés y ansiedad y trabajar con ellos por zoom o Skype.

 

  • Oferta clases a precio especial para personas en paro o con necesidades especiales: es un buen momento para plantearte si puedes contribuir como voluntario/a o de una forma económica impartiendo clases a personas más desfavorecidas. Podría ser interesante contactar con ONGs y grupos de apoyo con los que puedas colaborar.

 

  • Crea programas de acompañamiento: en vez de impartir clases sueltas puedes crear programas más específicos con la intención de trabajar un tema en concreto y que tengan una fecha de inicio y una fecha de fin. En estos programas puedes asociarte también con otros profesionales para cubrir distintas áreas de la salud que puedan beneficiar al grupo.

 

Estamos todos unidos en esto, y cuantas más personas seamos pensando cómo aportar nuestro granito de arena, más fácil será para todos la recuperación.