Cómo guiar a tus alumnos con dolor lumbar en la clase de Yoga, va a depender mucho de cuál sea el origen de ese dolor, sin embargo existen ciertas pautas que puedes seguir con todos ellos para hacer más placentera la práctica de Yoga.

Primero debemos entender que pueden existir dos tipos de alumnos con dolor lumbar general en clase, uno que viene  porque quiere practicar pero sin buscar la solución a su problema en el Yoga específicamente, y otro recomendado por un médico como solución a su dolor. El dolor lumbar es muy común en toda la sociedad, y causa de muchas visitas al médico. Es común que los médicos no entiendan que existen diferentes tipos de Yoga, y muchos pecan de generalistas, recomendando simplemente hacer yoga.

Como profesor puedes guiar a tu alumno a proteger y tomar más conciencia de su cuadrado lumbar. Sobretodo para aquellos que ya te están diciendo que sienten ciertas molestias.

Aquí van algunas recomendaciones:

 

1.UTILIZA BLOQUES: Los bloques son una muy buena opción para asistir al alumno, puedes explica brevemente antes de clase como utilizarlos. Hay 3 momentos clave en los que puedes incidir:

    • Postura de meditación inicial: la postura en la que te sientas con piernas cruzadas (sukhasana), suele resultar muy incómoda especialmente para personas con problemas lumbares. Prueba a explicarles como colocarse en vajrasana con bloques.

yoga_dolor

    • Posturas durante la clase: si sabes que en tu secuencia tienes alguna asana especialmente problemática cuando existen problemas de espalda, explica su adaptación con bloques antes de empezar. Esto no te llevará mucho tiempo y tus alumnos lo agradecerán.
    • Savasana: no hay nada peor que el alumno se encuentre incómodo en savasana, porque esa será la última sensación con la que se vaya. Anímales a colocar debajo de las rodillas una manta, un bolster o los bloques y encima la manta, su savasana nunca volverá a ser igual.

savasana_yoga

2. INTEGRA LA CONCIENCIA CORPORAL: como profesor solo puedes acompañar a tus alumnos hasta un punto, porque al final cada uno vive en su propio cuerpo, y como cada cuerpo es diferente, lo mas importante es que ellos mismos sean capaces de entender qué es lo que su cuerpo les dice y donde están sus limitaciones. Los mecanismos internos y receptores nerviosos, ayudan a prestar atención y escuchar activamente a todo lo que está ocurriendo en nuestro cuerpo. Por tanto dedicar un tiempo a trabajar la conciencia corporal en clase puede ser de gran utilidad.

 

3.RECOMIENDA FORTALECER: la mayoría de las molestias comunes de lumbar, vienen por una falta de fuerza, malas posturas, falta de activación o sedentarísmo. Se sabe que integrar ejercicios de fuerza es efectivo, si entiendes sobre cómo fortalecer las zonas que afectan al dolor lumbar puedes realizar recomendaciones a modo sesión individual o taller, y siempre puedes derivar a tu alumno a complementar su practica con el trabajo de un profesional especializado.

 

5.ANIMA A CUIDARSE FUERA DE LA ESTERILLA: el día tiene 24 horas, con suerte los alumnos pueden practicar de 1 a 2 horas al día como mucho. Eso no compensa por el resto de horas sentados en una silla. De modo que si tienes alumnos con molestias lumbares, anímales a llevar una vida más activa, a realizar otras actividades como complemento a su práctica.

 

El yoga en sí no es una solución para el dolor de espalda, y una buena recomendación, una atención especial a estos alumnos y una práctica segura, puede hacer que ese alumno no abandone y continúe su práctica en el tiempo.

 

 

 

(Recuerda, estas recomendaciones son para personas con un dolor lumbar general e 
inespecífico, no para personas con hernias, tendinitis, desgarros o cualquier 
tipo de lesión).