¨leer sin pensar es una pérdida de tiempo¨Confuncio

Como profesores de Yoga tenemos el compromiso de estar bien informados para ofrecer a nuestros alumnos una práctica segura que les beneficie a nivel físico, mental y espiritual.

De ninguna manera una sola formación de 200 horas nos va a proporcionar el conocimiento absoluto, ni los post de Instagram, ni tampoco el Blog de moda, de modo que deberemos buscar más maneras de aprender sin importar tanto el título obtenido sino buscando el verdadero conocimiento. Pero a parte de los cursos y talleres que podamos hacer, existe una base científica que no podemos obviar.

La investigación científica relativa al Yoga, aun que no es muy extensa, poco a poco va tomando fuerza, y es responsabilidad nuestra estar al día y aplicar esa evidencia científica, sin embargo muchos profesores no entienden estos estudios, ya que en ninguna formación específica de Yoga se explica como hacerlo.

Algunas pautas básicas que debes saber para empezar a leer y entender la validez de la literatura científica:

1.Cómo buscar: Existen diferentes medios donde encontrar artículos científicos, normalmente los encontrarás revistas científica y bases de datos como Pubmed, ResearchGate o incluso google Scholar. Algunos de estos artículos necesitan acceso, normalmente puedes obtenerlo en alguna universidad, como por ejemplo INEF, también puedes asistir a Conferencias de Investigación de algún tema en particular como el International Fascia Research Congress

2. Métodos de investigación: El método es la razón principal de la validez del estudio. Este debe exponer claramente los materiales y métodos utilizados para ser reproducidos por otro investigador. Normalmente este apartado se divide en:
Sujetos de estudio: debe ser una muestra lo más homogénea posible, por ejemplo; mujeres sanas con un nivel avanzado de Ashtanga, de entre 20 y 30 años, o mujeres y hombre con artrosis de cadera avanzada, de entre 50 y 60 años sin conocimiento de Yoga. Lo importante es que el grupo de estudio sea homogéneo y esté bien definido.

Muestra: En la mayoría de estudios, el tamaño de la muestra es importante y cuanto mayor sea mejor. El tamaño de la muestra SI importa.
Diseño: El diseño del estudio tiene mucho que ver con su validez. Los estudios se pueden dividir atendiendo a diferentes criterios: según su finalidad, según su secuencia temporal, según el momento de recogida de datos y según el control de factores de estudio. Según el control de factores se pueden dividir en:
Observacionales: describen un fenómeno dentro de una población de estudio, no existe ninguna intervención y el investigador se limita a medir el fenómeno y describirlo tal y como es.
Experimentales: al contrario que en los observacionales, en este tipo de estudio el investigador define las características de cada grupo y de la investigación.

Los estudios experimentales cuando son bien diseñados y no existen errores, son considerados los diseños más fiables para la comprobación de hipótesis. Sin embargo este tipo de estudios son poco frecuentes en el ámbito del Yoga o temas relacionados y son más propios de laboratorios y ensayos clínicos.

evidencia-científica

3.Recogida y análisis de datos: para que la recogida de datos sea fiable debes fijarte que las variables y sus escalas de medida estén bien definidas y que las fuentes de información e instrumentos de medida sean fiables.

4.Resultados veraces : para leer los resultados deberemos tener en cuenta los sesgos y limitaciones del estudio, además de entender que los resultados pueden ser estadísticamente significativos o no significativos. Es importante destacar que deberíamos fijarnos en la entidad o institución que está detrás de la investigación (lo puedes encontrar al lado de donde vienen los autores), algunas de estas entidades tienen intereses propios, para averiguarlo puedes buscar en google que institución es.

Es posible que al principio te cueste entender los estudios, incluso que te plantearás si merece la pena invertir tu tiempo en esto, pero el conocimiento nos hace mejores y además da mucho gusto contestar con datos comprobados a esos amigos, alumnos o conocidos que ponen en duda tu trabajo.

Los estudios científicos deben tomarse en cuenta junto al conocimiento del profesional  y las características individuales del alumno. Una vez has leído, comprendido y comprobado la veracidad del artículo fijándote en que contenga todos los puntos anteriores,  medita las conclusiones y piensa cómo puedes aplicar lo aprendido.