Es de gran importancia entender cómo funciona el sistema nervioso para impartir una clase de Yoga, no tiene mucha coherencia que hablemos de chakras o de la luna y el sol, y no sepamos que le pasa a nuestro cuerpo durante la práctica.

Empecemos por entender qué es el sistema nervioso (SN) . El SN transmite energía química y eléctrica que recorre el cuerpo entero y permite la coordinación de los movimientos y acciones del cuerpo, tanto voluntarias como involuntarias.

En otras palabras, es responsable de que puedas respirar, caminar o incluso ir al baño, permite coordinar estímulos como el dolor o el tacto. Detrás de lo simple que puede parecer que unas neuronas se comuniquen con otras, existe todo un sistema muy complejo.

Para estudiar el sistema nervioso se le han asignado nombres dividiéndolo así en:

sistema_nervioso

 

En el sistema nervioso central (SNC) el cerebro recibe información que interpreta y da respuesta para controlar las funciones corporales. El SNC es el encargado de procesar la información que recogen nuestros sentidos

El Sistema Nervioso Periférico (SNP) comunica el SNC con órganos sensoriales, músculos y ganglios. Dentro del SNC tenemos el Sistema Nervioso Somático que se encarga de la actividad muscular y el Sistema Nervioso Autónomo que es responsable de las funciones orgánicas, controla las glándulas y los músculos de órganos internos.

El Sistema Nervioso Autónomo lo dividimos en:

  • SN Simpático: es un sistema preparado para la acción, acelera el ritmo cardiaco, ralentiza la digestión, eleva el azúcar en la sangre, dilata las arterias y enfría por medio de la sudoración, poniéndonos así listos para la actividad
  • SN parasimpático: está encargado de mantener o devolver al organismo a un estado de equilibrio y relajación, participa en la digestión, reduce la frecuencia cardíaca y la presión arterial y participa en la regulación metabólica.

 

 

El Yoga y el Sistema Nervioso

 sistema_parasimpático

Existen numerosos estudios que tratan sobre el Yoga y su influencia sobre el sistema nervioso. Se sabe que estar expuesto a estrés por un tiempo prolongado, nos lleva a un mal funcionamiento del sistema nervioso autónomo.Una situación de estrés agudo puede alterar los sistemas neurobiológicos como: el sistema nervioso autónomo y el sistema inmunológico.

Una práctica continuada de Yoga, puede corregir o equilibrar el funcionamiento del sistema nervioso autónomo y así disminuir también los síntomas asociados al estrés. La relajación, la respiración y el movimiento consciente afectan al sistema nervioso y podemos utilizar esto a nuestro favor en una clase, para activar el sistema nervioso parasimpático, que es por lo general nuestro mejor aliado para controlar la respuesta fisiológica, en principio involuntaria, que produce el estrés.

Cada vez más se empiezan a aceptar más técnicas alternativas como complemento de otros tratamiento en la medicina o en la psicología. El Yoga es una disciplina cuerpo-mente bastante aceptada dentro del cuidado de la salud, pero se necesitan más estudios que corroboren y expliquen como afecta el yoga al cuerpo, y se necesitarían crear más protocolos que ayuden a definir una estrategia clara en cuanto a frecuencia, forma y variabilidad de la práctica como terapia conjunta con otras ramas de la medicina.