Muchos profesores de Yoga se frustran intentando vivir de lo que aman. Si comienzas a dedicarle a tus finanzas la misma energía que a tu práctica, aprenderás que la abundancia también fluye en este área. Te damos las 4 claves principales.

 

A primera vista parece muy exótico dar un par de clases aquí y allá, viajar y construir tu negocio, pero la realidad es que los profesores de Yoga trabajan mucho más de lo que a primera vista se piensa y a veces todo el esfuerzo no se ve recompensado. Cuando uno se plantea vivir de lo que le gusta, siempre aparecen retos, pero si hablamos de profesionales del Yoga, estos retos se multiplican, ya que muchas personas tienen la idea de que por algo espiritual no se debería cobrar.

Te damos las 4 claves para dominar el arte de hacer dinero como profesor de Yoga, porque la espiritualidad y la abundancia no están reñidas:

 

 

  • Aprender a negociar: la negociación es clave para obtener un trato justo con el que estés conforme. No siempre tenemos que pensar en términos monetarios cuando nos referimos a negociar. Puedes negociar un horario que te convenga mejor, beneficios extra, mayor número de horas…Lo importante es tener margen para negociar y cerrar el trato con algo con lo que te sientas conforme.

 

  • Cambia tu actitud:  no aceptes ninguna remuneración por debajo de lo que crees que vales como profesional, si haces esto estarás quitándote valor y el efecto se multiplicará con otros clientes o alumnos. Tus alumnos te valorarán de la misma forma que tu te valoras.

 

  • Cambia tus creencias limitantes respecto al dinero: tienes una relación con el dinero, y esta puede ser de abundancia, de carencia o de neutralidad. Las creencias limitantes suelen girar en torno al ¨no me atrevo a cobrar mas por algo que me gusta ¨ o ¨es que si no tengo clientes tendré que empezar cobrando lo que sea ¨…lo que tienes que entender es que esta es tu profesión, y si cualquier otro profesional no tiene problema en cobrarte, tu tampoco deberías tenerlo solo por disfrutar lo que haces. Empieza a integrar el concepto de dinero como energía que fluye y a desechar conceptos como espiritual es igual a humilde.

 

  • Diversifica: aprende a generar ingresos de otra forma. Existen muchas otras formas aparte de  impartir clases, puedes escribir blogs de Yoga para plataformas online, realizar eventos o charlas, alquilar una sala y gestionarla tú, realizar formaciones… existen muchas posibilidades, lo importante es que elijas algo que disfrutes. 

 

Además de esto, es importante que lleves una planificación financiera al día para construir un negocio rentable. Recuerda, que tienes todo lo necesario para poder vivir de tu pasión, solo tienes que ponerte manos a la obra, ser paciente, constante y dedicarle energía a atraer abundancia.